a

En 1959, Jose Tascón decidió abrir su primera zapatería en la Avenida Diagonal de Barcelona, bajo el eslogan “calzados de lujo”. Aquel primer establecimiento, solo distribuía productos españoles e italianos de primera categoría.

A mediados de los setenta, los hijos de aquel emprendedor, Carlos y Elena se hicieron cargo de la compañía tomando el relevo y con gran sentido de la innovación apostaron por marcas que justo empezaban a abrirse paso y que hoy en día se han convertido en objeto de deseo de compradores de todo el mundo.

Hoy, más de 50 años después seguimos dando calidad como principal seña de identidad.